Artículo

El asesinato de Juan de los Santos, otros, otras, otras...

                                            Chorrea violencia por todos lados!

El asesinato de Juan de los Santos, otros, otras, otras...

Por Virtudes Alvarez

Es de lamentar los sangrientos hechos de ayer donde perdió la vida Juan de los Santos, alcalde de Santo Domingo Este y dos personas más. El país está consternado. La violencia no tiene frontera. Ahora tocó a un alcalde y alto dirigente del partido oficial; pero cada día cae un chofer, cobrador de guagua, una mujer, un agricultor, una maestra, un policía...y todos y todas dejan familias marcadas para siempre.

Todas las orfandades duelen! Chorrea violencia por todos lados.

Los más recientes hechos de violencia y luto en el país, llaman a actuar ahora. No hay mañana.

Quienes han podido y no querido abordar los problemas colectivos de fondo que nos afectan, han impuesto un desprecio por la vida humana que afecta a los de abajo, del medio y de arriba. La más simple de las diferencias hasta en el juego de pelota, por un parqueo o un volumen alto en una fiesta en el vecindario, se convierten en la gota que termina en tragedia.

Por doquier sobran factores generadores de incertidumbre, desesperanza colectiva, violencia de todo tipo legitimada por una cultura de abuso de poder, intolerancia, corrupción, explotación, impunidad y complicidad clasistas.

Las clases gobernantes perdieron el control de la espiral de violencia que tiene atrapada la sociedad dominicana...duele la orfandad de las niñas y niños de Juan de los Santos, y también duele la orfandad de las niñas y niños de Juan de los Palotes...duele el raso que murió en el barrio y el ascenso del oficial o magistrado que compro el rango con un "servicio"...duelen las golpizas entre parejas; las ejecuciones policiales; el robo de fondos públicos; la adicción del muchacho, la prostitución de la muchacha... y la que mas duele, la violencia legalizada porque las instancias públicas llamadas a ser garantía de Derecho, sólo pisan a quien está abajo.

Pese a todo, que no nos derrote el pesimismo! Aún estamos a tiempo de parar esta situación y debemos hacerlo ahora, puede ser tarde después...porque todo tiene un límite!

Estamos ante una oportunidad de pasar factura a quienes por años han gobernado haciéndose ciego, sordo y mudo. La impunidad para ser un muro contra la libertad y bienestar individual y colectivo, solo necesita la indiferencia de quienes tenemos que actuar para imponer un cambio de rumbo. Un norte progresista.

Actuemos mano a mano, sin mas retardo!

Ven y comenta